Amig@s

Esta columna tiene como objetivo dar a conocer a gente (cualquier persona o grupo) con quien simpatizamos.

Queremos una lista muy larga aquí, y os pedimos alimentarla y completarla.

Para empezar mencionamos a Gar GARAIALDE GARATE, la que consideramos la profetisa de la Era de Acuario y, a Ger GERTZEN, quien nos ha dado a conocer la historia de ella. Su trabajo nos inspira, incluso para haber creado nuestro colectivo.

Yann Arthus-Bertrand, realizador que ha hecho filmes bellísimos que nos dan a conocer a fondo Nuestro Planeta y sus problemáticas principales.

REEVO. REd de Educador@s VOluntari@s. Promotor@s del film La Educación Prohibida, además de llevar a cabo otras muchas iniciativas. Esperan tu ayuda para poder sentar las bases de La Nueva Sociedad.

El Arca, es la red de comunidades que creó Shantidas o Lanza Del Vasto y que se fue extendiendo desde Francia hasta su fallecimiento. En España llegó a haber hasta tres comunidades, si bien ahora no queda más que un grupo de amig@s de la misma. Los últimos años su expansión se ha limitado mucho, pero sigue siendo una buena referencia de cara a la construcción de la Nueva Era. Han sido pioneros en muchos campos (en la mayoría de los valores que indicamos aquí al lado) y siguen siendo referencia.

Otro filme que nos han gustado es En Busca De Sentido (una vez traducido el título de su lengua de origen). Seguimos a la espera de que nos confirmen la corrección que les sugerimos (el insulto a los 19 millones de exterminados en México, el 95% de la población por el terrorismo español del sXVI, mediante el genocidio que organizaron Isabel de Castilla, Fernando De Aragón y sus súbditos) y que se difunda gratuitamente, que ya es hora. Que ya se lo han cobrado sobradamente.

Interesante

Aquí os daremos a conocer cualquier iniciativa que tenga que ver con nuestra filosofía.

Tú nos puedes proponer cualquier evento o iniciativa que comparta nuestros valores. Lo analizaremos y, si coincidimos, lo reflejaremos aquí.

Para empezar mencionaremos el libro GAR, La Profetisa De La Era De Acuario de Ger GERTZEN. Siguiendo este enlace podrás leer los primeros capítulos de este libro y, tirando del hilo, hacerte con el resto.

Compartimos plenamente su visión y valores, pues, en realidad, ese libro y autor nos han inspirado y hecho nacer como colectivo.

Un vídeo interesante que desvela el engaño de la democracia USA, se trata de la conferencia pública Démocratie, Histoire d'un Malentendu, impartida por Francis Dupuis-Déri en Montpellier el lunes 9 de febrero de 2015.

Otro vídeo interesante es La Mentira En Que Vivimos. Si tienes problemas para verlo, aquí te lo puedes descargar (ten paciencia, en HD tarda bastante en bajar) en versión original inglesa subtitulada en castellano. En el original inglés The Lie We Life, en francés, Le Mensonge Dans Lequel Nous Vivons. Sus casi 11 millones de visionados en 7 meses son fácilmente comprensibles.

Otro libro 100% recomendable es Los Papalagi de Erich Schuermann, que, según él, transcribe los discursos en los que el jefe samoano Tuiavii de Tiavea habla a su pueblo de la cultura occidental de inicios del siglo XX. Sean auténticos o una invención de Erich Schuermann, este libro nos ofrece una visión pura de nuestra idiotez, una radiografía de nuestras debilidades. Imprescindible para toda persona que quiera profudizar en si misma y en la cultura en la que le ha tocado vivir. Manual imprescindible para todo alternativo y, evidentemente, para tod@ Acuarian@.

La Sed Del Mundo y Hogar, dos impresionantes películas del realizador Yann ARTHUS-BERTRAND que nos enseñan la belleza hasta de los rincones más contaminados y miserables de La Tierra, así como nos muestran su problemática y soluciones viables.

La Educación Prohibida es otra de nuestras recomendaciones. Pese a ser un filme realizado en castellano (sobre todo en su variante argentina) hay cantidad de opciones en subtítulos para poder conocer su buena nueva: ¡Necesitamos otras vías de educación y son posibles!

TERA. Si bien no es más que un proyecto aún, necesitamos muchos como éste para crear un Mundo Nuevo.

Le Message. Hay mucha gente que considera que no vivimos en una democracia sino en una Oligarquía Plutocrática. Y coincidimos con esa opinión. Nos alineamos con su proyecto y consideramos que el poder ha de estar en manos del Pueblo y no en las manos de unos políticos adictos al poder, que se nos ofrecen cada tanto preseleccionados por los grandes poderosos del dinero, que es quien decide, en el fondo.

La Vraie Démocratie. Similar a la anterior propuesta y ligado a ella.

Transurfing. Una interesante filosofía (basada en la física cuántica) que nos permite cambiar nuestra percepción de la realidad y, así, transformar nuestra realidad, creándola a nuestra medida, en vez de luchar contra ella. Haz clic aquí para descargarte un librito que explica sus bases. También puedes buscar documentos en pdf en castellano, al menos de los cinco primeros libros (si bien algunos son penosos en cuanto a traducción).

Avaricia

"La bebida apaga la sed, la comida satisface el hambre, pero el oro no apaga jamás la avaricia." (Plutarco).

Los rastros más antiguos que se conocen del ser humano aparecieron en la actual Etiopía, datan de unos 4 millones de años. Se trata de partes del esqueleto de una hembra que quienes los encontraron llamaron Lucy, porque en aquél entonces estaba de moda la canción Lucy In The Sky With Diamonds de The Beatles y quienes participaban en esa excavación llevaban tiempo cantándola.

Se trataba de unos restos de alguien que nos conecta con la realidad de nuestra evolución, así como los demás rastros que se han ido encontrando a continuación y los que se conocían ya: el ser humano nació como especie en África, coevolucionando con nuestras especies más cercanas (gorila, chinpancé, bonobo y orangután, con las que compartimos cerca de un 99% de nuestra carga genética) hasta hace unos cinco millones de años.

Luego, fenómenos geológicos y climáticos nos fueron alejando de estas especies y, en realidad, de nuestro paraíso tropical* donde estábamos viviendo tan felices, como nuestros parientes. Estos fenómenos se basan en la progresiva división del continente africano, lo que dio origen a la falla del Rift, lo que creó un profundo valle y una cadena montañosa que limito la selva tropical a un lado y la sabana semidesértica al otro. Esta división ha sido la base de toda nuestra evolución y es lo que nos ha hecho humanos.

Y es que el (proto)ser humano, de golpe y porrazo (en realidad lentamente, a velocidades geológicas, pero aquí estamos obligados a resumir) se encontró aislado en el lado malo de la falla del Rift. Sin árboles de los que alimentarse (recuerda que nuestros parientes arriba mencionados siguen siendo casi estrictamente frugívoros), sin árboles a los que subirse para protegerse de la mayoría de sus posibles depredadores (salvo leopardos, pero tampoco éstos resultan tan eficaces como los primates en los árboles y éstos últimos se pueden defender de aquéllos, cazadores solitarios, usando la fuerza del grupo y útiles varios, como griterío, escándalo, palos y elementos arrojadizos...), vamos, sin árboles en los que vivir y de los que vivir.

Así que, nuestros antepasados, expulsados del paraíso tropical*, se ven, de pronto, faltos de protección, faltos de alimento, faltos de seguridad, faltos de recursos. Y esto es lo que los hizo espabilar,  buscarse la vida, adaptarse, evolucionar de una manera diferente.

Dada esa falta de alimento abundante de la selva tropical (donde le bastaba alargar la mano para coger la fruta y comer) nuestros ancestros tuvieron que adaptarse a otros alimentos, al uso de herramientas (cada vez más especializadas y sofisticada), a la postura bípeda (para ver más lejos y así prever mejor los peligros), a la visión lejana (por los mismos motivos) y a una progresiva importancia de lo visual (con respecto a lo sonoro, a lo olfativo, a lo táctil), a perder los pies prensiles (los pies dejaron de servirle para agarrarse a las ramas), nuestra pelvis se hizo cuenco ayudarnos a soportar más eficazmente (con menos esfuerzo energético) nuestras vísceras, pero, sobre todo tuvimos que aprender a colaborar de forma más eficaz. Lo que desarrolló nuestra capacidad de comunicación.

Y todo ello nos llevó a nuestra diferencia más importante, a lo que nos ha hecho humanos, a desarrollar nuestra herramienta más característica: un enorme cerebro. Comunicación, capacidad de abstracción, capacidad de superar retos, necesidad de hacerlo...Esto nos lleva a que nuestra maduración tarda muchos años (décadas) los partos son difíciles (otra vez el libro del Génesis algo de razón tiene, pero sigue aprovechando para meter la cizaña machista),

Otra de las características que en el ser humano se desarrollaron gracias a todas esas dificultades que nuestros antepasados sufrieron (falta de alimento, inseguridad, hambrunas, incendios, sequías, enfermedades, epidemias, glaciaciones, agresiones, guerras...) fue que desarrolló enormemente su necesidad y su capacidad de acumular bienes, para los momentos de escasez.

Otros animales ya lo hacían (abejas, hormigas, termitas, muchos roedores, algunas aves...) pero, en el caso de los seres humanos, esa capacidad (como todas las otras) se ha disparado gracias a nuestra capacidad de pensamiento abstracto.

Ésa es la base genética de la avaricia. Que, hasta cierto punto (en realidad, en gran medida) nos ayudó a sobrevivir como individuos y a medrar como especie.

Pero, lo que fue útil en el pasado ya no tiene por qués serlo en el presente.

Actualmente el 80% de la población humana dispone del 20% de los recursos, y el 20% posee el 80.

Sí, tú (si lees ésto) estás en el 20% privilegiado. Y yo estoy en el mismo grupo de favorecid@s.

Pero, si profudizamos aún más en este injusto reparto, un mero 2% posee el 50% de los recursos. Es decir, un 98% subsistimos con el otro 50%.

Está claro que esta situación no es justa. Será legal, pero Ley y Justicia son, como estamos viendo más y más claramente cada vez, mutuamente desconocidas, independientes. Cuanto más dinero tengas mayor dosis de justicia tendrás. Cuanto menos tengas, menos justo va a ser el aparato judicial contigo.

Recordemos (lo explicamos a fondo en el epígrafe democracia) que el actual modelo económico imperante nace de la revolución de los Estados Unidos, cuyos creadores eran profundamente antidemocráticos (eran oligarcas terratenientes, como George Washington, el mayor propietario de tierras y de esclavos de toda Virginia), manifestaban bien a las claras que la democracia era el peor de los sistemas de gobierno. Pero, poco a poco (tardaron unos 60 años en proclamarse demócratas) se dieron cuenta de que podían engañar al resto de la población y mantenerse ellos en el poder con un espejismo: haciendo creer al resto que era el pueblo quien mandaba por el hecho de escoger cada tantos años a sus representantes (a miembros de esa selecta oligarquía). Simplemente crearon un cuento muy bonito que nos vendieron al resto de ciudadan@s, para que todo siguiera como estaba y ellos (y su sitema económico) al poder. La Revolucion Francesa no hizo sino copiar eso. Y otros siguieron el ejemplo. Y así esa supuesta democracia o democracia-trampa se generalizó.

El objetivo profundo y real de ambas revoluciones (la estadounidense y la francesa) era cambiar de los privilegios de la clase aristrocrática, con sus privilegios nobiliarios heredados, a los privilegios de la clase adinerada, con sus privilegios (fortunas) heredables.

Pero como para lograrlo necesitaron el apoyo del populacho, necesitaban una manera de engañar a éste, haciéndoles creer que el nuevo sistema era más justo y equitativo.

Sí, es cierto que es un sistema algo más abierto que el feudal y el aristocrático, es algo más fácil salir de la clase dominante y también entrar en ella. Pero, cuando menos, difícil. En todo caso, sus privilegios son más disimulados y disimulables. Todo que da muy difuso, por profundamente antidemocrático que sea.

La clave es el dinero.

Seamos sincer@s y clar@s. La mayor parte de las personas y la mayor parte del tiempo, nos movemos por dinero. Lo buscamos. Sea para acumularlo (y, con él, una buena dosis de poder), sea para transformarlo en otros disfrutes y privilegios.

El tema es, que como todo el mundo (al menos la inmensa mayoría) y todo el tiempo (o casi) nos movemos por dinero, al final es él quien manda. Nos volvemos sus esclavos, sus servidores, sus esbirros. Claro, esto se traduce en que cuanto más dinero tienes más poder acumulas (si, al menos, sabes juegar tus cartas), pues tienes más argumentos para convencer.

Sí, parece increíble, pero el dinero se ha convertido en una especie de cáncer que lo va devorando todo, todo lo corrompe, lo prostituye, lo derrocha, lo pone a su servicio, más bien lo explota para hincharse él y devorarlo todo. O mejor, expresado, es el cauce, la autopista por la que la avaricia se extiende y lo pone todo a su servicio.

El dinero en sí es algo práctico. Hasta puede ser considerado como muestra de aprecio (lo damos a cambio de algo que nos interesa, que, por eso mismo, apreciamos). Pero, al servicio del afán de acumular, no es más que una materialización, la encarnación, de la avaricia. Y, al ser tan práctico, permite la infiltración de la misma por todas partes.

Luego, la única manera de salvarnos como seres humanos, es dejar de obedecer al Dios Dinero. De hecho, es necesario liberarnos de él.

Es como si tuviéramos que pasar el mono, el síndrome de abstinencia, un periodo sin la droga para podernos librar de sus efectos perniciosos.

Si aprendemos a vivir sin dinero (metal, papel, plástico, chip, oro, joyas... no hablamos de su formato, sino de su entidad, de su mera existencia, del cauce de expansión desmesurada de la avaricia humana) podremos sobrevivir como especie en este Planeta (el único habitable que conocemos y al cual estamos adaptados, pues hemos evolucionado millones de años en él) y, de paso, permitiremos sobrevivir a otras muchas especies (de plantas, animales...) que, de otro modo, vamos a llevar a la extinción, antes o después.

El Planeta en sí sobrevivirá. No podemos cargárnoslo (al menos por ahora). Ya ha sobrevivido a terribles extinciones masivas, la peor hace 250 millones de años, al final del Pérmico, para dar inicio al Triásico, momento en que desapareció cerca del 90% (según estimaciones, incluso, el 95%) de los seres vivos a consecuencia de terribles erupciones volcánicas que se dieron en una zona que corresponde a la actual Siberia (por eso se les ha llamado las Trampas Siberianas). Puede que dichas erupciones fueran desencadenadas por el impacto de un gran asteroide en la Antártida. Está por confirmar. Pero, volvamos a nuestra extinción.

Si seguimos por esta vía, simplemente los seres que lo habitamos desapareceremos o seremos sustituídos por otros.

Eso ya pasó en una parte del Planeta, hacia el siglo XVI de nuestra era, en Rapa-Nui (también llamada Isla De Pascua). A los habitantes de la isla les había dado por hacer moáis y más moáis (enormes estatuas de piedra de varias decenas de toneladas cada una que representan una cabeza humana) que colocaban en la costa mirando al mar, por todo el perímetro. En una isla de tamaño modesto (unos 164Km cuadrados, lo que vendría a equivaler a 13Km x 13Km), parece que llegó a haber una población bastante importante, que sobrevivía, en gran medida, gracias a la pesca. Como polinesios de origen, además, eran grandes navegantes.

Habían construido en total unos 900 moáis, pero unos 400 de ellos, en diferentes fases de elaboración, nunca llegaron a colocarse en su punto de destino. Simplemente se quedaron sin árboles antes, porque usaban los troncos tanto para desplazar los moáis (sobre rodillos) como para ponerlos en pie (andamiajes). Además, solían rematarlos poniéndoles otra piedra (casi) esférica de unas 10 toneladas encima, lo que suponía un enorme esfuerzo y un inmenso gasto de madera.

Esa desforestación los dejó sin material para hacer sus embarcaciones, en consecuencia, sin pesca, una importante parte de su sustento, lo que desancadenó duras guerras por los escasos recursos restantes. La mayoría de la población desapareció, los supervivientes pasaron a sufrir una vida miserable, refugiados en cuevas y comiéndose unos a otros (ya que eso suponía un considerable aporte de proteínas, además de cargarse, de paso, al enemigo, dos pájaros de un tiro). Continuaron así, ocultándose y alimentándose como ratas hasta que nuestra civilización los descubrió y esclavizó (unos 1.500 en unos cuatro años, entre 1859 y 1863). Otros se los llevaron los misioneros católicos a Tahití. Este declive paró en cerca de los escasos 110 supervivientes alla por 1877.

Es un triste ejemplo de lo que puede pasar en todo el Globo si seguimos así. ¿Nos servirá de lección?

¿Sería posible, claro, que nuestro poder y trabajo destructor aumentara tanto que llegáramos a hacer imposible toda vida sobre la Tierra?

¿Quisieras ver nuestro bello planeta, el más bonito que se conoce y el único que es capaz de albergar vida (que sepamos) convetido en un infierno ardiente como Mercurio o Venus o en un infierno helado como Marte?

Pues tan sólo un 5% más cerca del Sol y la Tierra sería un horno sin agua líquida (como los dos primeros citados del párrafo anterior) y tan sólo un 3% más lejos del Sol y sería un congelador (como el tercero). ¡La vida es un milagro! ¡La Tierra es un milagro y una maravilla insustituíble!

Si queremos sobrevivir como especie y preservar este prodigio de vida sobre la Tierra, hemos de crear sistemas de vida tan simples y libres de avaricia, que el dinero pierda todo su valor y a nadie le merezca ya vivir en pos del mismo. Hemos de deshacernos del mismo antes de que él se deshaga de nosotros.

El dinero no se come, no calienta, no cubre de las inclemencias del tiempo, no divierte, no ama, no hace feliz. Sólo lo aparenta.

Hemos de dar el salto ético de cubrir nuestras necesidades reales de la forma más simple posible, de renunciar a las necesidades creadas. A todas.

Pero también hemos de renunciar a los problemas ficticios, a las preocupaciones sintéticas e imaginarias en las que nos sumergimos, por las que nos esclavizamos al Dios Dinero. Todas ellas son creadas por él y sus siervos para fomentar sus intereses, son espejismos que nos engañan y nos mantienen en la rueda de la producción, es este sistema económico que ni siquiera nos hace felices, y que, a la larga, no nos permitirá sobrevivir.

Seamos claros: por el camino que vamos lo que nos espera es la destrucción de nuestro hábitat (bosques, ríos, glaciares, lagos, océanos...), la muerte de cantidad de especies de animales y de plantas que coevolucionaron con la nuestra, la contaminación de todos los medios naturales, la de nuestros cuerpos y de nuestras mentes, el agotamiento de recursos, el deterioro de toda la belleza de nuestro planeta, hambrunas y miseria para la mayoría, conflictos, gravísimos conflictos entre las personas y sociedades, porque, poco a poco los recursos serán más y más caros y más y más difíciles de conseguir.

El Dinero llama al dinero, se suele decir, y es cierto, puesto que vemos que, incluso en estos tiempos de crisis económica, las personas que acumulan mucho dinero son cada vez más y amontonan cantidades mucho más escandalosas de dinero. Sí, en esta fase de crisis en la que estamos desde, más o menos, 2008, las personas ricas se han vuelto mucho más ricas y las pobres aún más pobres. La polarización dineraria no para de crecer.

Cuanto más pobres nos volvemos (la inmensa mayoria) más desesperadamente necesitamos dinero y estaremos aún en mayor disposición de hacer cualquier cosa por él. Mientras que los ricos acumulan cada vez más con lo que más capacidad tienen para esclavizarnos.

Y es que, cuanto más dinero tengas más influyes en el sistema para que el dinero pueda venir a ti.

Las crisis, cada vez queda más claro, las genera el Gran Capital para engordar aún más. No hay otra explicación para la directa correlación entre crisis y crecimiento de los capitales más abultados.

Los sueldos se rebajan, las demás condiciones de trabajo también se degradan, la justicia se prostituye al capital, las administraciones se venden al capitalismo y se convierten en meros servidores del mismo. Cada vez, tanto a ricos como a pobres, el dinero nos preocupa más y más, de forma que que terminamos aún más esclavizados y sometidos a él... Al Dios Dinero (y a sus esbirros) le(s) interesa un buen porcentaje de personas en paro que estén dispuestas a trabajar en condiciones cada vez más penosas para que quienes les pagan puedan pagarles cada vez menos y así ganar ellas cada vez más. Y acelerar cada vez más su capacidad de seguir haciéndolo.

Un buen ejemplo de esta loca espiral de la dinerocracia lo explicamos en el artículo dedicado a Monsanto.

Dependiendo del país donde te haya tocado nacer tu situación y la de tu país será menos apurada. Pero el cáncer se extiende, y antes o después le tocará a alguien cercano a ti, perder su trabajo, su casa, su forma de vida privilegiada, y pasar de primermundista a segundomundista o tercermundista.

Es por este motivo, porque quienes tienen la sartén por el mango aceleran más y más sus beneficios, quienes menos tienen se ven en la situación de tener que emigrar de su ciudad, de su tierra, de sus redes sociales, de sus familias, de su país, hasta de su continente.

En Rapa-Nui ocurrió un buen ejemplo de lo que le espera a La Tierra si no cambiamos nuestras tendencias depredadoras y suicidas.

Sólo hay una solución, parar esta bola de nieve loca que nos engulle, que engulle nuestra vida nuestros recursos y apearnos del Culto Al Dios Dinero, parar la maquinaria de la avaricia. O ella o nosotros.

El dinero es la autopista de la avaricia. Y la era de la avaricia ha terminado, su función (en el pasado) de posibilitarnos sobrevivir ya se ha cumplido, incluso se ha revertido: ahora nos impide sobrevivir, luego hay que superar la avaricia, dejarla de lado. ¡Ya!

Hay pueblos (etnias) en el mundo que viven sin dinero, hay gente que vive sin dinero (ejemplo de una mujer alemana que ya lleva 18 años haciéndolo, con la excepción de ocasionales billetes de tren), Francisco de Asis (antes de que lo hicieran santo) renunció a todos sus privilegios de hio de rico mercader, se desnudó delante de su pueblo para devolverle sus ricos hábitos a su padre que le echaba en cara el que no siguiera su ejemplo (como) y renunció a todos sus bienes, dinero incluido, parece que el mismo Jesucristo renunció al dinero (vende todo lo que tienes, dale tu dinero a los pobres, ven y sígueme**; Mostradme la moneda que se usa para pagar ese impuesto***). Y recuerda qué hizo con los mercaderes del templo, con quienes hasta de la fe querían hacer negocio.

La solución al problema planetario nos lo dan 3.000.000.000 de personas (casi la mitad del planeta) que viven con lo justo, cultivan lo que comen, contaminan muy poco, no derrochan en absoluto, sus desechos son fácilmente regenerados por la naturaleza...

El resto, jugamos a querer dejar de recalentar el Globo mientras seguimos con nuestro European way of life o con el American way of life. Es pura hipocresía. Y luego organizaremos costosas charlas y conferencias mundiales donde buscaremos complicadas soluciones al problema. Que ni encontraremos y, menos aun, aplicaremos. Porque, en realidad, no iremos al fondo del problema, nos limitaremos a nadar en superficie.

O reconducimos todo esto, o lo nuestro no tiene solución.

La tiene y se llevara a cabo, pero cuanto antes lo llevamos a cabo la destucción (de recursos, de hábitats, de especies, de vidas humanas) será menor y será mejor para todas las personas.

Como ya nos ha pasado alguna otra vez (y volverá a pasarnos, seguro) buscando una cita para la cabecera del artículo, hemos encontrado otra casi tan buena como la que hemos seleccionado. Sírvanos de moraleja (y consejo) final:

¿Quieres ser rico? Pues no te afanes en aumentar tus bienes sino en disminuir tu codicia." (Epícuro)

 

* La Biblia, en el libro del Génesis, lo ilustra bastante bien, pero de forma tendenciosa y, sobre todo, machista, Dios crea al hombre y luego, al ver que está triste, a la mujer, la saca de una costilla del mismo. Ella, tonta ella, es engañada por la $erpiente y luego es él el $educido por la mujer, ca$tigado por Dios, obligado a trabajar duro el resto de su vida para ganar$e el pan. La mujer, pecadora, es castigada a someterse al hombre y a parir con dolor.

**No dice, como luego hicieron sus seguidores, vende todo lo que tienes y danos (todo) el dinero que obtengas.

***No dice: "Jesús sacó una moneda de su bolso y se la enseñó al joven". Por algo será.

Más

Escríbenos a la dirección "aquariansarrobaaquarians.eu" para hacer tu aportación. Disculpa que no lo escribamos claramente y que no incluyamos el enlace, pero queremos recibir sólo mensajes deseados. Y si nos quieres ayudar a que esta página (o cualesquiera de nuestros escritos) aparezca(n) en otra lengua añadida o corregir lo ya publicado, no tienes más que proponérnoslo. Nuestra vocación es internacional, queremos llegar a todas las lenguas, a todos los países, a todo el Mundo, a todo el Universo. ¡La Revolución Acuariana necesita La Unidad de todas, de todos, de todo, del Todo!

paracaidismo en el País Vasco Euskadi Gipuzkoa Bizkaia Araba Bilbao Donostia Gasteiz Baiona

WWW.AQUARIANS.EU